Tequeños, el invitado de honor de toda celebración | Receta Venezolana

Hasta ahora no conozco a nadie que ose resistirse a degustar unos deliciosos tequeños, quizá existen, pero ninguno cerca de mi.

El tequeño es un aperitivo infaltable en una celebración venezolana, cumpleaños, matrimonios, en cualquier fiesta, siempre habrá tequeños. Pero van más allá, están presente en los desayunos, en las loncheras escolares, en la cena, no hay un momento del día en que un tequeño no sea bien recibido.

Tradicionalmente los tequeños están rellenos de queso, pero el ingenio de algunos fanáticos cruzo esa frontera y hoy en día los conseguimos de muchos sabores y combinaciones, destacándose en ellos el irresistible sabor del chocolate...se me hace agua la boca.

Como el relleno será a elección del comensal, lo esencial es aprender a preparar una buena masa, lo cual haremos a continuación.

Ingredientes:

  • 500 grs. de harina de trigo todo uso
  • 10 grs. de sal
  • 10 grs. de polvo de hornear
  • 2 huevo
  • 20 grs. de azúcar
  • 20 grs. de papelón rayado
  • 100 grs. de mantequilla
  • 1 taza de leche líquida tíbia

Preparación:

Iniciaremos mezclando la harina de trigo con la sal y el polvo de hornear. Ahora abrimos un hueco en el centro (el clásico volcán) y añadimos los 2 huevos completos, unas 2 cucharadas de azúcar, 2 cucharadas de papelón rayado y la totalidad de la mantequeilla dispuesta para esta receta.

Comenzamos a integrar muy bien los ingredientes y poco a poco le vamos sumando la leche líquida a la masa. Amasaremos hasta que la mezcla se desprenda con facilidad de nuestros dedos.

En una superficie plana, previamente enharinada, continuaremos el proceso de amasado hasta lograr una masa firme y homogénea. Posteriormente, la cubrimos con pañito de cocina y la dejamos en reposo por una hora aproximadamente.




Transcurrido ese tiempo, notaremos que nuestra masa ha crecido un poco. La dividimos en dos partes iguales y con la ayuda de un rodillo la estiraremos uniformemente, tan delgada como podamos, pero evitando que se pueda romper.

Ahora la cortaremos en tiras de 2 ó 3 centímetros aprox.



Dependiendo el relleno elegido por usted, éstos deberán estar cortados en pequeños bastoncitos. En mi caso, los haré de queso llanero, así que cortaré bastoncitos o deditos de queso de 6 u 8 cm de largo por 1,5 cm de ancho.

Con una de las tiras de la masa, debemos envolver el queso, enrollándolo. Es importante que los pliegues queden juntos y bien sellados para que no se rompan durante la cocción.


Una vez armados todos los tequeños y para evitar que se peguen entre si, los rociaremos con un poco de harina de trigo.



Después de elaborados, lo ideal es dejarlos reposar por unos 30 minutos antes de llevarlos al horno o a freir, de esta manera la masa estará más adherida evitando derrames del relleno.

Los tequeños cudros bien cubiertos con papel film, pueden ser conservados por días en el congelador. En este caso, asegúrese de reposarlos muy bien antes de freirlos u hornearlos, hágalo siempre a temperatura ambiente para que les queden perfectos.

Ahora si, a degustar esta delicia.

Acompañe con el dip de su preferencia, aquí les dejo un par de recetas que les va muy bien:
Dip de queso y tocineta
Dip de cebolla y pimentón

Otra alternativa gloriosa es acompañarlos con un aromático melao de papelón y especias dulces.


¡ Irresistibles...únicos, perfectos !


Todas las imágenes de esta publicación son de mi autoría, captadas con el lente de un Apple iPhone 7.


12 Comments