Ensayando cohetes espaciales en Teruel (España)

arion2render.jpeg

Teruel es una región tan recóndita que incluso sus habitantes han tenido que llevar a cabo campañas sociales para visibilizar su existencia ante la Administración española (Teruel Existe).

Durante los años en los que en España aparecieron aeropuertos en todas las capitales de provincia, cerca de Teruel se construyó uno con intención de dar soporte a una plataforma logística que nunca llegó a depegar. Sin embargo, en lugar de quedar abandonado, hoy este aeropuerto secundario de una región tan despoblada no solo no está abandonado si no que es muy rentable gracias a ser el mayor aeropuerto de estacionamiento y mantenimiento de aeronaves de Europa.

la-campa-del-aeropuerto-de-teruel-tiene-espacio-para-250-aeronaves_confidencial.jpg

Pero no solo es un gran aparcamiento de aviones, el Aeropuerto de Teruel también está dando cabida a la explosión de startups espaciales que se está experimentando en los últimos años gracias a la bajada de los costes de entrada en el sector y la miniaturización de las tecnologías.

Y es precisamente una de estas startups tiene un centro de ensayos de motores cohete, donde realizan las pruebas para el que será su lanzador reutilizable de satélites de pequeño tamaño. La semana pasada nos dejaron un vídeo del ensayo del sistema de refrigeración de su motor cohete de combustible líquido, pero hace ya dos años que empezaron a realizar las pruebas para llevar a cabo el proyecto.

Tal como vemos en los vídeos el avance del proyecto es impresionante. Y buscando reducir los costes, siguiendo los pasos iniciados por SpaceX y Blue Origin, PLD Space también busca poder recuperar y reutilizar gran parte del lanzador, que esperan que en su versión para lanzamientos suborbitales pueda comenzar a funcionar en 2018.

reuse.jpg

Pero, ¿tiene sentido plantearse fabricar lanzadores espaciales en una pequeña empresa con sede en otra casi desconocida ciudad española, Elche?

La respuesta es sí. El espacio no es lo que era. La miniaturización y abaratamiento de las tecnologías ha hecho que progresivamente hayamos visto como cada vez más empresas privadas y centros de investigación tengan acceso a poder desarrollar sus propios satélites, más allá de las grandes compañías de telecomunicaciones.

Bloomberg_planet_satellite.jpg

Estos satélites tan pequeños, que se pueden fabricar en menos tiempo, tienen un menor riesgo económico y permiten un mayor margen para la innovación, y para derivar el interés hacia proyectos con un número de satélites mucho más grande. Pero el principal cuello de botella suele ser los altos costes del lanzamiento y, para muchos, la poca disponibilidad de lanzadores, que además suelen estar pensados para lanzar aparatos de varias toneladas y no varios kilogramos.

numerossatelites_bloomberg.png

El lanzamiento sigue siendo, por tanto, el lugar donde todavía queda mucho por innovar. Hay muchísimos proyectos orientados a conseguir poner en órbita pequeños satélites, y poderlo hacer de forma más frecuente. Lanzar más pequeño y bajo demanda y no tener que depender de grandes lanzamientos es uno de los objetivos de muchos de los nuevos actores de este sector.

Pero no son los únicos en España

Entre otras cosas, España cuenta con la posibilidad de lanzar desde Canarias, el archipiélago se convierte en un punto muy interesante en Europa para posibles lanzamientos al estar suficientemente cerca, pero más cercano al ecuador terrestre.

Y es así, que no solo nos encontramos con PLD space intentando poner satélites en órbita en el Estado. Otras dos empresas, Zero2Infinity y Celestia Aerospace, aparecen, y ambos son muy curiosos, porque parten de la idea de que si nuestro cohete parte de un punto más alto de la atmósfera. La parte más baja de la atmósfera es la más densa, por lo que necesitamos mucho más combustible para superarla.

1-zero2infinit.jpg

La idea de Zero2Infinity, es utilizar un globo para llegar a la estratosfera y lanzar desde allí su módulo con motores cohete. En el segudo de los siguientes vídeos vemos como sus primeros prototipos,llegan a 25km de altura y son lanzados. Este concepto, pese a ser una de las ideas más antiguas del sector espacial, parece que no muchos se están atreviendo a tomar.

De Celestia hemos escuchado menos últimamente, pero para superar los primeros kilómetros de atmósfera y ganar velocidad empleando un avion de combate en un sistema que funcioanaría forma similar a como se lanzan los misiles pero llegando a una órbita baja.

mig29ub-sizes-large-cat.jpg

Como vemos, en el lugar más insospechado, una zona de Europa que no nos esperaríamos, están surgiendo proyectos espaciales innovadores. El desarrollo comercial del espacio nos va a devolver proyectos muy interesantes en los próximos años

Fuentes de las imágenes: PLD Space (1,3), El Confidencial (2), Bloomberg (4,5), Zero2Infinity (6), Celestia Aerospace (7)

H2
H3
H4
3 columns
2 columns
1 column
6 Comments