En estas fechas decembrinas.... o reimos o lloramos un año más los venezolanos.

fuente

Tarjetas van, felicitaciones vienen, todos ya preparan sus hogares para estas fechas tan especiales para algunos y para otros son tan iguales como cualquier otro día.

Empecemos la navidad con buen pie.

Pero no se puede negar que nos embarga un espíritu navideño que nos dan un poco más de alegría, escuchamos con el corazón las gaitas y anhelamos una época que vivimos, no por lo que teníamos si no por lo que ya no están compartiendo con nosotros lo poco que tenemos.

Mi mensaje es para los que me leen, para los que contestan, para los que están y para los que comparten lo poco que tenemos, los quiero mucho y es por eso que no los voy hacer llorar, si no reír hasta que caigan al piso:

Con esta crisis sólo puedo felicitar a uno de mis amigos la Navidad. Y te escogi a ti. Pensé que por feo y antipático nadie más se acordaria. ¡Feliz Navidad!

Esta Navidad hay que ahorrar... yo te felicito a ti y tú te encargas de difundirlo entre el resto de mis contactos. ¡Feliz Navidad y próspero Año Nuevo!

Para la cena de Navidad, ¿el iphone va a la derecha o a la izquierda del plato? ¡Feliz Navidad!

Este año había pensado felicitar solamente a la gente que me cae bien y es importante en mi vida, pero al final he decidido que voy a enviar mensajes a los de siempre. ¡Feliz Navidad!

Y no puede faltar el:

¿Dónde estas? ¡Te estamos buscando! ¡Tienes que volver urgéntemente! Eres imprescindible... ya sabes que no se puede montar el Belén sin el burro. ¡Feliz Navidad!

fuente

Este año se me ha planteado una duda al montar el Belén: ¿al enorme Nicolás hay que colocarlo de asesor en el Castillo de Herodes o hay que negociarlo con los romanos o de burro como los bomberos? Es que si lo pongo cerca del Portal se mete con todo el mundo y acaba la navidad. ¡Feliz Navidad!

H2
H3
H4
3 columns
2 columns
1 column
6 Comments