Poema: "El semblante de una pandemia"

IMG_20200428_185635.jpg

Los perritos desolados perciben ausencias
Buscan en avenidas, calles y carreteras.
Esperando afuera de supermercados y escuelas
Mueven sus colas en búsqueda de respuestas.

Sin dudarlo, algo sucede en este mundo bizarro
No hay gente transitando ni gritando
No hay impertinentes vociferando
Solo ven uniformados acorralando a quienes
no acatan órdenes de comando.

Algunos salen de sus casas con tapabocas
Muchos comprados, diseñados y otros improvisados
Mientras los mentecatos están sin parar mucha bola.

Los perros se preguntan:
¿Qué te pasa humano?
¿No alardeabas de cuánto dominabas?
¿Adónde has ido que no estás aquí, haciendo dañando?

Las aves cantan añorando depositar heces en desgraciados
El asfalto descansa y las playas expulsan suspiros salados
Las olas agradecidas dictan:
¡Otro día más sin desperdicios innecesarios!

Las clínicas, centros y hospitales,
colapsan de emociones latentes;
miedos frecuentes,
almas inocentes,
peatones del ambiente,
incertidumbre prominente.

El sistema se ha manifestado nuevamente
Hoy se protege más al capital que a su gente.
Naciones sometidas por fatuas monarquías,
sufren la arrogancia de magnates sin almas.

Se ven a los adultos mayores resignados
Formando parte de algunas estadisticas
Apilados, bárbaramente desahuciados
Mientras héroes de capas blancas,
siguen sin abandonar la esperanza.

Que no se olvide a Latinoamérica
Pueblos gobernados por vasallos
Dirigidos y halados por los hilos de sus brazos
Arlequines de trajes forzados.

Exponen a la plebe y al vulgo como prostitutas en desuso
Solo importa la reducción y la venta de medicación
Que poco vale el homo sapiens,
está más cerca de su extinción.

La distancia se convierte en la mejor medicina
Es esencial que nadie se haga visita
Un saludo, beso o caricia, te condena a la desidia.

Hoy la metáfora se convierte en el amargo literal
Porque la realidad es que un “virus” decide atacar
El consumo abismal se transformó en consciencia total.

Hoy la insistencia es quedarse en cuarentena
Esperando que el arte se exteriorice en sus múltiples facetas
Puede que la pandemia dé como consecuencia
que todos se motiven y lean.

Entre ladridos y gruñidos los perritos comentan entre sí
Los pájaros y los gatos se hacen amigos porque sí
Los árboles y plantas se tongonean entre ventolera y ventolera
Los astros se dan la mano y el candelario no discierne la fecha correcta.

Todos los días parecen lo mismo y la naturaleza se alegra
Hoy los humanos están privados de libertad, han abusado de ésta
Se quejan y se quejan, balbuceando con ecos de grandeza.

La salvedad está en aquellos que asimilan las circunstancias
Guardan introspección de sus causas escasas
A todos los que permanecen en casa,
un lugar muy especial les guarda la vida.

A esos que les duelen no solo sus vidas,
entienden el sabor de la empatía.
A todos ellos, gracias.

Quiero destacar que este poema lo escribí iniciando la cuarentena, sin embargo, hoy me animo a compartirlo con ustedes.
H2
H3
H4
3 columns
2 columns
1 column
1 Comment