Conociendo las plantas ornamentales: Factores ambientales, el agua.

Un saludo cordial a todos los miembros de la prestigiosa comunidad HIVE.

"

Las plantas ornamentales pueden ser cultivadas de manera industrializada, con fines comerciales, o se pueden cultivar en nuestros jardines, con la mera intención de decorar, trayendo paz y sosiego a nuestras vidas.

1.jpg

Tanto en el caso industrializado, como en el cultivo artesanal, se debe cumplir con la debida atención a los factores ambientales, que son fundamentales para el óptimo desarrollo nuestras plantas ornamentales.

2.jpg

3.jpg

Entre los factores ambientales más importantes destaca la disposición de agua, de calidad y en cantidad suficiente, de modo que las células del vegetal se hidraten lo necesario, para permitir que las diferentes reacciones metabólicas se lleven a cabo, facilitando la respiración, transpiración, fotosíntesis, así como, la multiplicación y diferenciación celular.

4.jpg

5.jpg

Los floricultores, que tienen conocimientos técnicos de la botánica y biología de las plantas, y saben muy bien que el agua es un factor clave para la vida próspera de cada individuo, no tienen una receta con la cantidad de agua que deben proveer a cada vegetal a su cargo, por lo que tienen que apelar a la experiencia lograr ese cometido.

6.jpg

La medida la dan la transpiración y la evaporación, que se juntan en un parámetro llamado evapotranspiración.

7.jpg

Para saber más, Dale click aquí

Y es que, acaso ¿Las plantas sudan como los animales?
No lo hacen de la misma forma, pero sí expulsan los excesos de agua, a través de los estomas.

8.jpg

Los vegetales obtienen agua a partir de la lluvia, o del riego, y en ambos casos la incorporan a través de las raíces, y de allí pasan a los tubos xilemáticos, que llevan las moléculas de agua hasta las células de las hojas, donde van a participar en la fotosíntesis, junto al CO2, y otros elementos, como la luz solar y la clorofila.

9.jpg

Si una planta está ubicada en un sitio que recibe mucha insolación, toda el área circundante(superficie de las plantas y del suelo), va a sufrir el efecto de la radiación solar, las moléculas de agua se calientan, entran en movimiento y comienzan a evaporarse, en forma de vapor de agua.

10.jpg

11.jpg

El agua que la planta tienen en sus células, que adquirió por la lluvia o el riego, y que no fue utilizada durante los procesos de metabolismo celular o fotosíntesis, es expulsada a través de los estomas, en forma de vapor de agua, en una relación directa y proporcional, con la cantidad de insolación presente.

12.jpg

Toda esa pérdida de agua debe ser repuesta, para que el vegetal se mantenga saludable.

Si una planta está ubicada en un sitio sombreado, la evapotranspiración es moderada, por lo tanto, el riego debe ser moderado, así como la exposición a la lluvia.

13.jpg

Por el contrario, si una planta está ubicada en un sitio de abundante exposición a la radiación solar, el riego debe ser abundante y constante, a fin de evitar la desecación de los tejidos celulares, y la muerte paulatina del vegetal.

14.jpg

Hasta este punto, es importante el conocimiento científico, de la biología de la especie vegetal, pero nos queda algo pendiente:

15.jpg

¿Cómo se determina si una planta es de sombra o de sol?
Seguramente esto se aprendió a partir de un hecho científico fundamental, como lo es la observación, y a partir de allí, la memoria de los jardineros, floricultores y horticultores fue grabando toda esa experiencia, que quedó documentada, en cada uno de ellos, y transmitida de generación en generación, hasta quedar como un hecho cierto y comprobado, las características ambientales que requiere cada planta.

17a.jpg

18.jpg

Por eso se sabe, que un helecho debe recibir una insolación moderada y poca agua, y al no cumplir este requisito, se corre el riesgo de que esta planta pierda todo el follaje y muera.

19a.jpg

La bella a las once, ama la luz solar y el agua abundante.

20a.jpg

Las especies del género Zantedeschia, necesitan abundante agua, y por experiencia propia, se desarrollan mejor cuando son regadas con aguas servidas, de la batea o el fregadero.

21a.jpg

Los rosales (Rosa chinensis), las cayenas (Hibiscus rosa-sinensis) y la malva (Hibiscus mutabilis) ameritan abundante riego, debido a su exposición diaria a la luz solar.

23.jpg

21.jpg

27.jpg

Imaginen la memoria de los jardineros artesanales, como mi amigo hector, que tiene años cultivando plantas ornamentales y poseen un acumulado muy extenso de especímenes, que son la envidia de las habitantes de la zona rural del municipio Andrés Eloy Blanco, en el Edo Lara.

24.jpg

Solo nos resta cuidar nuestras plantas ornamentales, y disfrutarlas como lo merecen.

25.jpg

Ali Riera

Todas las fotografías son propiedad del autor

H2
H3
H4
3 columns
2 columns
1 column
6 Comments