Satélites y blockchain

blockstream_satellite_small.jpg

Ayer Blockstream aunció en su blog el que parece que es el primer servicio de blockchain basado en tecnología por satélite. Para los que no la conozcan, esta compañía se dedica a ofrecer servicios asociados a Bitcoin y con especial interés en las sidechains.

Su servicio Blockstream Satellite distribuye en tiempo real los bloques de la blockchain de bitcoin. De esta forma es posible de forma remota verificar transacciones sin conexión directa a internet, empleando en su lugar recibidores por satélite.

Este tipo de proyectos son interesantes, ya que en la práctica permitirían llevar a cabo transacciones en lugares donde puede que se esté produciendo una censura de las comunicaciones o el acceso telefónico es complicado.

Sin embargo, como bien apuntaba un usuario de reddit, Blockstream no ha lanzado sus propios satélites, sino que está alquilando ancho de banda en satélites comerciales de comunicaciones. De esta forma, el satélite no está corriendo ningún nodo de bitcoin, si no que símplemente actúa como repetidor de información enviada desde tierra.

Este tipo de servicios son muy habituales en la industria de comunicaciones por satélite. Las grandes compañías alquilan parte de su ancho de banda y los satélites actuan como grandes repetidores totalmente pasivos en el espacio. De esta forma, esa señal llega a cubrir una parte muy grande del globo (estos satélites comerciales suelen tener antenas que apuntan específicamente a las zonas con mayor demanda).

blockstream_satelitesServicio.png

Esta imagen es una captura de pantalla de la página web del servicio. Como veis, estan empleando tres satélites geoestacionarios -se quedan fijos sobre un punto del ecuador-: Galaxy 18, Eutelsat 113, Telstar 11N, operados por tres compañías distintas (Intelsat, Eutelsat y Telesat), de forma que cubren un África, Europa y América del Norte y del Sur.

El plan para construir una constelación de satélites que sí que corre full-nodes de bitcoin en el espacio


En 2014 encontré por primera vez la lista de correo en la que el que fue desarrollador de Bitcoin Core, Jeff Garzik, buscaba apoyos para comenzar con el proyecto BitSat.

El objetivo era construir a través de su compañía Dunvegan Space Systems (DSS) una constelación de satélites que corrieran nodos de bitcoin en su interior, a diferencia de el sistema anterior el trabajo de procesado se haría en órbita, y sería capaz de dotar de una mayor capacidad de resiliencia a la red, además de formar parte del alegato de Jeff por las blockchains públicas.

Al poco tiempo supimos que DSS iba a colaborar con Deep Space Industries (DSI) para materializar el proyecto. Deep Space Industries es una startup de minería de asteroides, y el objetivo era reutilizar su conocimiento, y en concreto sobre tecnologías por satélite de pequeño tamaño para que BitSat viera la luz.

feature-bitsat.png

El contrato de DSS con DSI acordaba construir 24 satélites. El proyecto avanzó bastante e incluso pudimos disponer de forma pública (aquí en pdf) los resultados del final de la fase de prediseño del satélite (lo que llamamos final de la fase B, con una Preliminary Design Review).

El diseño del concepto de satélite a un nivel bastante detallado era abierto, buscando mantener la mentalidad open source alrededor del concepto de diseño de software de las empresas de Garzik. El diseño se basaba en el concepto/estándar cubesat, que implica añadir módulos de 10x10x10 cm para construir satélites de pequeño tamaño.

Se optó por una de las configuraciones más habituales, llamada 3U, tres unidades del cubo, es decir, un satélite de apenas 10cm de largo, 10 de ancho y 30 de alto con FPGAs para correr el nodo embarcadas. A diferencia de los satélites del proyecto anterior, orbitarían mucho más bajo, dando vueltas a la tierra mucho más rápido y generando cobertura global gracias a su gran número

constellation.jpg

Lo cierto es que aunque el twitter de Dunvegan Space Systems sigue actualizándose, no hemos vuelto a saber mucho del proyecto, por lo que puede que esté cancelado.

Más allá de bitcoin, por una sharing economy espacial basada en la blockchain


Cuando hablamos de blockchain, la imaginación vuela, por lo que se nos ocurren miles de aplicaciones para hibridarlo todo. Gran parte del potencial de la época en la que vivimos es la convergencia de tecnologías, por lo que, ¿por qué no vamos a pensar en naves espaciales y blockchains?

Hay algunas ideas para establecer monedas interplanetarias y el economista Hernando de Soto ha propuesto utilizar la blockchain como registro de propiedad en el espacio. Ambos usos muy similares también a los que proponemos con los pies en la Tierra.

Hay proyectos que son parte de extender el concepto de alt-coin, tal es el caso de la alianza de SpaceBelt, una compañía que quiere dedicarse al almacenamiento en nube en el espacio, con SolarCoin para almacenar las transacciones en órbita de forma similar a cómo veíamos con Bitsat.

Personalmente, la llamada a la acción que más me llama es la de Carsten Stöcker, de la consultora alemana Innogy SE. Su propuesta para por aprovechar del desarrollo y abaratamiento de la tecnología espacial en los últimos años, para poder iniciar la participación de nuevos actores en la economía espacial.

En el sector espacio -como en tantos otros- se está hablando mucho de democratización. Un plan de democratización absoluto podría por empezar a utilizar sistemas espaciales mediante contratos inteligentes.

Imagínate poder manejar durante un tiempo un satélite para los usos que quieres a traves de unas reglas y pagos establecidos a través de Ethereum.

O por ejemplo un sistema en el que determinadas comunidades puedan correr sus propias ICOs para desarrollar los sistemas de monitorización que necesitan.

Hace años, el proyecto que más dinero vi recaudar por crowdfunding en su época era el plan de Planetary Resources de echar selfies a una nave espacial que tenía una foto nuestra (el proyecto al final devolvió el dinero), y fianció el desarrollo de sus primeros satélites de esta forma. Así que imaginad lo que se puede hacer con el interes aunque sea banal de mucha gente.

Esta economía espacial democratizada a través de la blockchain podría tener muchas posibilidades que todavía no somos capaces de ver. Y podría impactar a todos los niveles, asociaciones, pequeñas empresas, grupos de investigación, usuarios esporádicos.

¡Preparados para desarrollar esta idea!


Ahora faltan ideas y esfuerzo, me gustaría que me contarais qué os parecen estos proyectos, si es muy descabellada o puras relaciones públicas sin ningún uso real. Por lo demás, si teneis algun concepto en mente, ya sabeis, el California Space Center puso el año pasado en marcha el proyecto Copernic para acelerar empresas con ideas espaciales relacionadas con la blockchain.

Así que, si teneis alguna idea, contad conmigo para darle una vuelta. Pero no me preguntéis por qué todos los proyectos espaciales se llaman en honor Copérnico.

Fuente de las imágenes: Blockstream (1, 2), Dunvegan Space Systems (3, 4)


¿Quieres ver más proyectos espaciales? Puedes ver mis últimos posts:

H2
H3
H4
3 columns
2 columns
1 column
16 Comments