Recursos forrajeros tropicales: Capítulo III. Matarratón (Gliricidia sepium)

Estimados lectores, se ha venido describiendo una diversidad de recursos forrajeros alternativos, que van desde especies herbáceas hasta las arbustivas en esta oportunidad se abordaran algunos aspectos agroproductivos de la Gliricidia sepium, que pertenece a la familia de las Fabáceas, con usos múltiples en el sector agropecuario, ya que, es utilizada como árbol de sombra en cultivos de cacao, sistemas silvopastoriles, banco de proteínas y hasta cercas vivas. Por su parte, Clavero (1996), mencionó que la Gliricidia sepium es una especie con alto potencial de producción de biomasa para el consumo y elevado valor nutritivo para la alimentación bovina, que se presenta como una alternativa práctica y económica para incrementar la productividad animal y contribuir, de esta manera, a disminuir los costos de producción.

Diseño de la imagen realizado por @amestyj con imagen de dominio público Creative Commons

Por lo antes mencionado, a continuación, se describirán algunos aspectos de interés de la especie que permita identificarla y conocer sus bondades en el sector agropecuario

Característica botánica de la especie
La Gliricidia sepium, es una planta de porte arbustivo, por lo tanto, puede llegar alcanzar alturas que oscilan entre los 10 o 15 metros, sus ramas presentan longitudes que oscilan entre los 40 a 70 centímetros, las hojas son compuestas imparinnpinadas ubicándose en posición opuesta a ambos lados del raquis central, por su parte, Razz (2013), señala que durante su periodo de floración se observan flores amariposadas con tonalidades rosa y en cuanto a su fruto como es característico de las fabáceas presentan vainas que comienzan con colores verdes y amarillo, cuando alcanzan su madurez se puede observar de color marrón con tamaño aproximado de 15 cm.

Ejemplo de una hoja imparipinnada y flores de la Gliricidia sepium

Diseño de la imagen realizado por @amestyj con imagen propia y de dominio público Creative Commons

Adaptación edafoclimáticas
El matarratón, puede encontrarse a una altitud desde los 0 hasta los 1500 metros sobre el nivel del mar (msnm), en zonas como municipio Catatumbo al sur del lago de Maracaibo que no supera los 10 msnm se pueden ver establecidas satisfactoriamente al igual que los municipios aledaños con condiciones de bosque húmedo tropical, en cuanto a ello Chacón (1998), señala que también puede adaptarse a condiciones de bosque muy seco tropical y bosque húmedo premontano. En cuanto al tipo de suelo al cual se adapta a suelos francos, observándose en francos arenosos y francos arcillosos con pH ligeramente ácidos y neutros, la planta ha mostrado una adaptabilidad diversa a las condiciones climáticas, lo que la hace muy atractiva en los agroecosistemas.

Imagen donde se muestra la ubicación de la zona sur del Lago de Maracaibo

Diseño de la imagen realizado por @amestyj con imagen de dominio público Creative Commons

Propagación y establecimiento
Para la propagación de la Gliricidia pueden utilizarse semillas sexuales o por esquejes, cuando se utilizan las sexuales se debe preparar bien el terreno para lograr que la germinación y emergencia de la plántula sea efectiva, el crecimiento puede ser un poco lento, durante ese período pueden emerger malezas, por lo tanto, debe aplicarse ciertas labores agronómicas que ayuden al control de dichas plantas indeseadas.

Para la propagación por esquejes es importante establecer un vivero, donde se coloquen algunos tallos donde se aprecien yemas de crecimiento y después del rebrote, se pueden llevar directamente al campo. También puede sembrarse de manera directamente al campo, colocando los esquejes de manera vertical, realizando un corte bisel en la parte superior y en la parte inferior se podría quitar cierta corteza del tollo para tener un mejor desarrollo de las raíces. Para conocer sobre algunos resultados de esta planta en vivero puede visitar el siguiente enlace:

Propagación en vivero y directamente en campo

Diseño de la imagen realizado por @amestyj con imagenes de su propiedad

En cuanto al establecimiento de la planta dependerá de lo que desee el productor agropecuario, ya que, como se dijo anteriormente pueden sembrarse como cercas vivas, bancos de proteína y sistemas silvopastoriles. Para establecer bancos de proteína se pueden sembrar con una distancia de 1m x 1m entre plantas y entre hileras, en caso de establecer sistemas silvopastoriles la distancias entre hileras puede ser mayor para facilitar algunas labores agronómicas relacionadas con el pasto.

Usos y nivel nutricional
El matarratón puede tener muchas utilidades, pero la más significativa es su uso como alimento alternativo para los rumiantes, la planta puede llegar a producir grandes cantidades de biomasa de hasta 2000 Kg/ha dependiendo de la densidad de plantas que se encuentren en la superficie y por su puesto del manejo agronómico que se le realice como control de malezas, fertilización y la frecuencia de corte, algunos investigadores señalan que ha medida que aumenta la frecuencia de corte son más altos los rendimientos de biomasa y algunos recomienda que sean cosechados cada 90 días aproximadamente.

En cuanto a su nivel nutricional, se considera que es uno de sus puntos fuertes como todas las fabáceas ya que, es una fuente de proteína muy buena que puede oscilar según Razz (2013), entre un 23 y 25 % con niveles de fibra adecuados dependiendo de su estado de crecimiento. En ese sentido Clavero y Razz siendo especialista del área forrajera de la Universidad del Zulia Venezuela, realizaron una investigación elaborando harina de matarratón para sustituir el alimento concentrado, llegando a la conclusión que la harina de Gliricidia incremento la producción de leche hasta en 13,9% durante todo el periodo experimental, convirtiéndola en una alternativa viables para la alimentación de ganado lechero.

Recomendaciones finales
Estimados lectores, como he mencionado inmensidad de veces, la ganadería y agricultura del futuro debe estar basada en alternativas sustentables que permita potenciar los recursos naturales de nuestros agroecosistmas, la Gliricidia se ha perfilado desde hace muchos años al igual que otras fabáceas como una alternativa para la alimentación de los rumiantes, ya que, presenta no solo soluciones productivas al sistema sino también aportes ecológicos como la fijación de nitrógeno a través de simbiosis, tema que sin duda alguna abordaremos en futuros escritos.

Referencias bibliográficas
- Chacón, C. (1998). Estrategias de Alimentación Para la Ganadería Tropical. Principales aspectos del manejo y uso de leguminosas y cultivos estratégicos en la región sur oeste de Venezuela. Universidad Nacional Experimental del Táchira. Venezuela.

- Clavero, T. (1996). Leguminosas forrajeras arbóreas en la agricultura tropical. Centro de Transferencia de Tecnologías en pastos y Forrajes de la Universidad del Zulia, Venezuela.

- Francisco, R y Hernández. M. (1997). Gliricidia sepium (Jacq.) Kunth y Walp, árbol multipropósito para una ganadería sostenible. Pastos y Forrajes, 21(3): 191-203. Estación Experimental de Pastos y Forrajes Indio Hatuey, Matanzas, Cuba.

- Razz, R. (2013). Matarrartón (Gliricidia sepium): agronomía y uso en la ganadería bovina tropical. Publicado en Manejo de pastos y forrajes tropicales. Cuadernos científicos Girarz.

Gracias por quedarse conmigo hasta el final, ¡recuerden el campo no se detiene!

Desde agrotecnia reiteramos nuestro agradecimiento a nuestros seguidores y a todas las comunidades que valoran nuestro contenido agrícola, esto nos compromete a seguir compartiendo información de calidad con toda la colmena.

H2
H3
H4
3 columns
2 columns
1 column
4 Comments