Embustero


image.png
Fuente

 

Quería pensar que tu amor por mí era sincero, y te puse en el pedestal cuál embustero.

En mi nombre te confiesas enamorado...Y cuantas más engañaras con el mismo verso, si antes creí que fuese caballero, de nobles sentimientos, gentil, de los que ya no hay... Todo fue puro cuento.

Has abierto bien mis ojos, o has venido a sacármelos como un cuervo, para que vea la verdad, yo no necesito explicación para todo esto.

En tus ojos percibí un rayo de sol sincero pero solo me encandiló hasta hacerme perder la vista por un corto tiempo.

Me enamoré como una tonta, lo confieso, y otra por ahí va diciendo ser la musa de tus versos.

Yo quise pensar que tu amor por mí fue sincero y al fin de cuenta descubrí, que esas lágrimas que mis ojos llovieron por ti en vano fueron.

Al fin de cuentas yo soy de amar, más no de querer, lo desechable se lo dejaré a esa que se cree ser, la musa de este cuento.

La condecorarán por tonta, te lo confieso, pero yo solo la compadezco, pues yo también te amé como a una tonta, con todas mis fuerzas, pensando que todo lo sentido por ti fue verdadero.

Hazle creer como a mí, que tu amor será suyo, tal vez sea más tonta que yo y te lo crea, porque eres un gran embustero.

1 Comment