Ropa usada (Relato corto)


image.png

Fuente

Ropa usada


image.png

Desde muy joven, tío Alberto se caracterizó por ser muy enfermizo: cuando no eran las amígdalas, eran los dolores de cabeza, de huesos y fiebre. Abuela, que era una muy creyente, cuando tío Alberto creció y siguió con los mismos y hasta con más achaques, le dijo que tal vez él había hecho algo malo en otras vidas y que por eso había venido a este mundo a enfermarse.

(o):(o):(o)

Aunque eran males que se iban acentuando, por ejemplo el de la artrosis en una pierna, tío Alberto no se dignaba a ir a un médico porque en el fondo le creía a la abuela y creía que aquellas dolencias eran una especie de castigo. Entonces, como Jesús llevó su cruz, tío Alberto aguantaba sus dolores como un mártir sus penas.

(o):(o):(o)

Decía mi papá que muchas veces sintieron lástima por él porque a pesar de tener casi la misma edad de otros jóvenes, tío Alberto era Un anciano en vida, ya que se enfermaba por todo. Tal vez por eso no llegó a casarse ni a tener hijos, aunque al parecer sí estuvo enamorado, pero su misma condición lo hizo desistir de mantener una relación.

(o):(o):(o)

Cuando tío Alberto murió, dicen que de una gripe mal curada, la abuela pidió que quemaran su ropa. Al parecer, Alfredito, un amigo de la casa, haciendo caso omiso tomó varias prendas de vestir y hasta un par de zapatos. Con los meses, dice papá, que comenzaron a ver a Alfredo, hasta los momentos un hombre sano, cojeando de una pierna, falto de vista y con una panza como llena de parásitos.


image.png

HASTA UNA PRÓXIMA OPORTUNIDAD, AMIGOS

H2
H3
H4
3 columns
2 columns
1 column
1 Comment