Concurso de microrrelatos 8a edición/ El Torix castigado.

Guz era uno de los seres de goma llamados Torix, más inquieto, aventado y desobediente que había existido en esa comuna. Su mente siempre estaba ideando cosas y su cuerpo reaccionando, tanto que muchas veces no sabía cómo parar. Cansado de la situación fue a buscar a la hechicera en jefe.

Danalik escuchó a Guz por un rato, aunque su historia lo precedía, ella fue paciente y fue ideando la solución. Cuando por fin el Torix dejó de hablar, ella le dio indicaciones que consistían en encontrar tres diferentes objetos que tendría que entregarle a ella cuando regresara.

Para ayudarlo la hechicera le entregó un mapa sagrado con datos precisos de donde encontrar los objetos, y con la advertencia de que si traía las cosas equivocadas, su problema se resolvería pero no de la manera que esperaba.

Este es Gus el Torix

<img src="<img data-href=""" class="markdown-img-link" src=""/>>

Foto de @monster-one

H2
H3
H4
3 columns
2 columns
1 column
9 Comments