LA PERDÍ UNA MAÑANA

22_la_perd_una_m.jpg


LA PERDÍ UNA MAÑANA

La perdí una mañana, no sé por qué motivo.
Se fue como una sombra fundida en el ayer
y fue como ese beso nocturno y sensitivo
que se va, pero queda su rastro de placer.

Girando en lo insondable fue un astro fugitivo,
fue una fugaz estrella con nombre de mujer,
hoy es solo un recuerdo por el que vibro y vivo
soñando que algún día la vuelva yo a tener.

La perdí una mañana, no sé por qué motivo
y desde entonces sueño que la miro volver.

= = = 0 = = =

Imagen y texto de Tomás Jurado Zabala
Gracias por sus amables lecturas

H2
H3
H4
3 columns
2 columns
1 column
7 Comments