FAMA


26_agib_libus.jpg


     Le comenta don Quijote a Sancho Panza: «Porque has de saber, Sancho, si no lo sabes, que dos cosas solas incitan a amar, más que otras, que son la mucha hermosura y la buena fama, y estas dos cosas se hallan consumadamente en Dulcinea, porque en ser hermosa, ninguna le iguala, y en la buena fama, pocas le llegan».

     Si alguien o algo ha logrado un renombre o notoriedad que traspasa fronteras decimos que es famoso, es decir, que ha alcanzado fama, ya sea esta buena fama o mala fama, porque la condición de famoso es tanto para lo uno como para lo otro, conforme sea la opinión o el parecer que se tenga sobre el asunto.
     Ahora bien, no se debe confundir la buena fama con el éxito ni la mala fama con el fracaso. Por ejemplo, un cantante pudiera tener mala fama; pero pudiera tener éxito con sus canciones.

     El Diccionario de la lengua española, vigesimotercera edición, define fama como condición de famoso; Opinión que la gente tiene de alguien o de algo; Noticia extendida acerca de algo.

     Pero... ¿de dónde salió esta palabra?

     Como muchísimas otras palabras, esta nos llegó del latín, que ha sido base de nuestro idioma. Con la misma grafía, «fama», que ellos traducían como «renombre». El latín a su vez lo tomó del griego «kleos».

= = = 0 = = =

Texto e imagen de Tomás Jurado Zabala
Gracias por sus amables lecturas

H2
H3
H4
3 columns
2 columns
1 column
1 Comment