ASESINATO (asesino) Y HOMICIDIO (homicida)


26_agib_libus.jpg


     Y pregunta don Quijote: «Y ¿dónde has visto tú, o leído jamás, que caballero andante haya sido puesto ante la justicia, por más homicidios que hubiese cometido?»

     Homicidio y asesinato. No confundir estos dos términos porque su única relación es que al final resulta que alguien ha sido muerto por alguien. Pero conceptualmente son vocablos con diferentes significados:
     ASESINATO es la acción producida por un asesino. Y un asesino es quien mata a alguien con la debida premeditación, alguien que planifica esa acción criminal con anterioridad.
     Los entendidos en leyes hablan de tres supuestos que llevan a calificar la muerte de alguien como asesinato: si se hace con «alevosía», es decir, a traición, cuando la víctima no se puede defender; o se hace con «ensañamiento», o sea, con crueldad; o se hace con la mera intención de obtener una recompensa, una retribución, un pago.

     HOMICIDIO, en cambio, es cuando alguien mata a una persona sin que haya intencionalidad. Por ejemplo, en un accidente o en una acción negligente, o en un arrebato de cólera. Nada de ello fue planificado ni hubo premeditación.

     Pero... ¿de dónde salieron estas palabras?

     El vocablo asesinato viene del latín asesino, palabra esta que se tomó del árabe hassasí, que se traduce como fumador de hachís (hassís en árabe). Detrás de esta palabra hay una vieja historia de un caudillo musulmán que en territorios de Siria comandaba una hueste de bárbaros a los cuales obligaba a drogarse fumando hachís antes de cometer sus tropelías.

     Homicidio es el compuesto latino de homo (hombre) y caedĕre (matar), homicidium.

= = = 0 = = =

Texto e imagen de Tomás Jurado Zabala
Gracias por sus amables lecturas

H2
H3
H4
3 columns
2 columns
1 column
3 Comments