Tiempos dorados de una ciudad en ruinas

Hace un tiempo vi unas imágenes en una red social y me di cuenta de que, además de ser un arte, la fotografía es evidencia tangible de un pasado que se desintegra con el pasar de los segundos, minutos, horas, días...y así sucesivamente. Aquella persona que toma una cámara y hace un disparo deja un testimonio del momento que está viviendo. Momento que aunque parezca común u ordinario, es único e irrepetible y segundos después habrá desaparecido y se habrá convertido en un recuerdo.
Las imágenes que me entretuve mirando son fotografías cargadas de nostalgia que tenían como objetivo ser testigos del pasado brillante de un presente en ruinas. La ciudad Venezolana de Caracas fue, en un momento, tan admirable como cualquier ciudad de España, Francia, Grecia, etc.

Sin embargo, algo curioso, es que cuando le comenté a mi padre de las fotos y se las mostré, éste me dijo "Yo estuve allí cuando Caracas era así" y sacó una fotografía propia en la que se confirma que hace 52 años realmente el Parque Los Próceres, de Caracas se asimilaba a París. Año: 1968
Acá les dejo las fotos

Screenshot_2020-10-24-19-19-38.png

IMG_20200814_150309.jpg

Mi abuela es la del medio y mi padre el niño sentado a su izquierda.

Y acá el resto de las fotografías de la red

Screenshot_2020-10-24-19-19-18.png

Screenshot_2020-10-24-19-19-29.png

Screenshot_2020-10-24-19-19-53.png

Screenshot_2020-10-24-19-19-46.png

H2
H3
H4
3 columns
2 columns
1 column
4 Comments