Nihilismo delirante; Sindrome de Cotard

"NIHILISMO DELIRANTE"

Síndrome de Cotard "Yo no existo/ "Estoy muerto"

InShot_20200607_161423362.jpg


Si, el Síndrome de Cotard tiene algo de nihilismo intrínseco. Pero ¿qué es el nihilismo? es inevitable no pensar en Nietzsche, máximo precursor del mismo, aunque fue Turguénev quien en su novela “padres e hijos” acuñó dicho término, sin embargo Friedrich Jacobi fue el responsable de otorgarle una entrada oportuna al nihilismo dentro del razonamiento filosófico, incorporando así una nueva concepción acerca del racionalismo, en especial del criticismo liderado por Immanuel Kant.

El nihilismo (“nihil” que en latín significa “nada”) es la corriente filosófica que sostiene la inexistencia de las cosas, la vida misma no tiene significado alguno, carece de sentido, de valor, de objetivos y propósitos. El nihilismo se ha perpetuado en el nuestro verbo desde la aparición del escepticismo y la Escuela cínica. A diferencia de la creencia popular o los símbolos erróneos que se le ha concedido a la palabra ‘nihilismo’, su semántica no está motivada por el pesimismo absoluto, no es una reducción a la simpleza de “no creer en nada”.


▲ Dos formas de nihilismo

Nietzsche.jpg


Nietzsche sistematizó la corriente nihilista de dos maneras: el nihilismo activo, representado por la operación constructiva del poder del espíritu, en el cual, la voluntad creciente da pie a las nuevas formaciones de dicho poder, solo si se derrumban y se niegan los valores ya preconcebidos. Y el nihilismo pasivo, representado por la operación destructiva y decadente que supone el retroceso del poder del espíritu, este se deriva de la disminución de todo principio ético por la negligencia en los valores ya preconcebidos.

▲ Delirio de negación; PSICOSIS

Ya se ha podido leer a grandes rasgos cómo se compone el concepto nihilista dentro de la filosofía y cómo su etimología ha sido absorbida durante mucho tiempo en un reconocimiento simplista de la creencia de “la nada”. Por lo tanto, ¿qué tiene que ver todo esto con un trastorno psicótico? Para responder a esta incognita, es necesario dar una vista al pasado, cuando el neurólogo francés Jules Cotard, hizo una serie de estudios a partir de observaciones clínicas de varios pacientes (mayormente mujeres) que expresaban ideas aversivas sobre la vida, manifestándose en síntomas delirantes; se negaban a sí mismos, expresando que sus cuerpos no existían, o que debían mutilarse alguna parte del cuerpo porque ya no eran funcionales, lo que daba como resultado un notable descuido en la salud física, mental y emocional del individuo.

unnamed.jpg


A los pacientes con este diagnóstico, no les preocupaba la muerte, porque según ellos, ya estaban “muertos”, de alguna manera se configuraba la despersonalización, no creían quiénes eran ni de dónde venían, la realidad de ellos es que estaban en descomposición. Era una muerte en vida, lo que confiere una autopercepción de inmortalidad. Cotard, a todo este compendio de síntomas psicóticos, lo denominó “delirio de negación” lo que posteriormente y gracias a Emmanuel Regis se le conocería como “Síndrome de Cotard” en honor a su descubridor.

▲ Delirio nihilista - Síndrome de Cotard

El Síndrome de Cotard se constituye como una patología relacionada a la hipocondriasis (creencia infundada de padecer una enfermedad grave). Ya que el que la padece tiene la idea firme de que está enfermo de por vida, además conserva la creencia metafórica y literal de estar “muerto”, los afectados creen que no existen, de que nada es real, por ello se le denomina “delirio nihilista” porque predomina el rechazo y la negación de todo principio posible. La psicosis se encuentra enmarcada en el hecho de los fenómenos elementales:

Alucinaciones visuales

(ven gusanos y su carne en putrefacción con colores en la piel propios de la necrosis)

Alucinaciones olfativas

(pueden oler los fluidos que salen de su organismo como parte de la descomposición del mismo, así es, como si de un cadáver se tratase)

Alucinaciones quinestésicas

(sienten larvas desplazándose sobre su piel, o pedazos de piel que caen)


La inexistencia del "YO" junto a la voluntad

IMG_20200608_1330531.jpg

Es extraordinario que el nihilismo de un trastorno psicótico, es decir, “la nada” “la negación” de los principios, del ser, del alma, de la esencia, la voluntad y la vida misma, se vean implicados en la severidad de su diagnóstico, prácticamente se estaría hablando de que, los individuos que padecen el Síndrome de Cotard, ya no son personas, sino “zombis” que vagan dentro de una depresión patológica perenne, la cual desencadena el desvanecimiento y la desintragración del yo,al no haber mecanismos de defensa eficientes en la psique, dando lugar a la inexistencia del YO.

• ¿Quién soy yo si no tengo alma?
• ¿Quién soy yo si no tengo propósitos?
• ¿A qué le atribuyo el significado de mi existencia en este plano?

Son las preguntas que muchos de nosotros, en mayor o menor medida hemos tratado de hacernos, incluso en nuestro proceso interno de introspección vemos cómo cuestionamos nuestras acciones y hacia donde éstas nos pueden llevar, en cambio, éstas interrogantes no tienen cavidad para las personas afectadas de tal síndrome.

Para ellos la vida ni siquiera ha iniciado, porque la vida no existe, porque las formas no son lo que parecen, ni las personas son las mismas, todo se distorsiona y deforma, no hay aliento posible, el nacimiento es la muerte, y la muerte el nacimiento. El cerebro se rinde ante la incapacidad de reconocer la vida, de palparla, dado que la voluntad se pierde, desaparece. Y la voluntad, es la esencia de la vida.

H2
H3
H4
3 columns
2 columns
1 column
2 Comments