NEUROSIS; ¿Todos somos neuróticos?

¡Eres un neurótico! ¡Estás neurótica!

instagram_feed_am0221.jpg

Esas expresiones han sido comunes durante mucho tiempo, suelen decirlas de manera despectiva, incluso aludiendo a que la otra persona posiblemente esté “loca”. Pero, conocemos realmente ¿qué es la neurosis?

El término neurosis viene del griego “neuron” (nervio) y el sufijo “sis” que indica “variabilidad” “desigualdad” ó “enfermedad”. Por lo tanto debe significar según su etimología que la neurosis es una “irregularidad o enfermedad del sistema nervioso”. La neurosis se ha designado como un padecimiento que se vincula a la ansiedad, a las fobias, las obsesiones y compulsiones, entre otros desordenes.

Para el Psicoanálisis Freudiano, la neurosis es una estructura con la función simbólica de continuamente pretender poner en el frente conflictos no resueltos del pasado. La persona siente angustia, pero guarda introspección y conexión con la realidad (no ocurre lo mismo con las personas que están diagnosticadas con algún tipo de psicosis), prácticamente el “neurótico” intenta a toda costa disminuir el estrés y reducir la angustia latente de la psique, a través de los mecanismos de defensa (proyección, negación, desplazamiento, intelectualización, represión, aislamiento, sublimación, racionalización, formación reactiva y condensación) que sirven para apaciguar la ansiedad, el miedo, los pensamientos negativos e hirientes y los sentimientos depresivos.

El médico escocés William Cullen propuso que todas aquellas afecciones inexplicables de la sensibilidad o motricidad (las cuales no tienen como característica estados febriles) deberían incluirse dentro de lo que se denomina “NEUROSIS”. En el campo de la Psicología Clínica, se ha empleado dicho termino para denotar lo que se conoce como ‘trastornos mentales’, éstos distorsionan el pensamiento racional, afectando las áreas vitales en las que se desenvuelve el individuo en cuanto a lo familiar, interpersonal, social, laboral y académico.

La palabra –neurosis- no se utiliza ampliamente con tanta fuerza en la clínica práctica, se ha sustituido por el término “trastorno”.

¿Todos somos neuróticos? Es una pregunta compleja de responder, porque absolutamente todos hemos experimentados episodios o crisis de ansiedad, angustia profunda, estrés desgastante y de diferentes maneras hemos llegado al límite cuando por fin rompemos en llanto o estallamos en una discusión. Lo que va a determinar la gravedad de esto, es la frecuencia, intensidad y la duración de tales episodios.

H2
H3
H4
3 columns
2 columns
1 column
Join the conversion now